EL MUNDO › PRONOSTICO LA LLEGADA DE UNA CRISIS MUCHO MAS GRAVE QUE LA ACTUAL Y CULPO A OBAMA

Fidel criticó a los líderes del G-20

El dirigente cubano fustigó la decisión de inyectar 750 mil millones de dólares al FMI y exigió que Estados Unidos renuncie a su poder de veto en el organismo internacional. Dijo que el G-20 debería ocuparse de los pobres en vez de los problemas de los bancos.

A Fidel Castro no lo convencieron el discurso, las propuestas y las críticas de Barack Obama en la cumbre del

G-20. Con información, cifras y mucha memoria, el veterano dirigente cubano rechazó la solución acordada en Londres y pronosticó una nueva crisis. “La próxima crisis se producirá mucho más pronto y será mucho más grave de lo que se imaginan Obama y varios de sus principales aliados del G-7. Las crisis no se resuelven con medidas administrativas ni técnicas, porque son sistémicas y afectan cada vez la economía y globalización del planeta”, explicó el ex presidente en su último editorial, “La canción de Obama”, publicado ayer en el diario oficial Granma.

Cada vez que Castro critica a Obama, reconoce que el nuevo presidente norteamericano no es lo mismo que su antecesor, George W. Bush, o su rival electoral, Johh McCain. Sin embargo, sostiene, eso no es suficiente. “Su pensamiento no se ajusta a los problemas reales del mundo actual. El imperio es mucho más poderoso que él y sus buenas intenciones”, escribió ayer. Dicho eso, se lanzó a desmantelar, punto por punto, el análisis presentado por el mandatario estadounidense en la cumbre de Londres.

“Obama habló de Bretton

Woods. Entonces Estados Unidos al finalizar la última guerra mundial poseía el 80 por ciento del oro del mundo y su pujante economía estaba intacta. Bretton Woods le concedió el privilegio de emitir las divisas convertibles cuando el resto de los países estaban arruinados. Disponían de dólares y oro. Se mantuvo estable el precio de este durante más de 25 años, hasta que el gobierno de Estados Unidos, arruinado por la guerra imperialista en Vietnam, suspendió unilateralmente la conversión del dólar y ha manipulado a su antojo la economía de los demás países del planeta.”

“La crisis está indisolublemente unida al sistema capitalista de producción y distribución. Su principal exponente, Estados Unidos, ha sufrido dos grandes crisis a lo largo de su historia que golpearon su economía durante períodos de más de 20 años. Esta es la tercera y sólo se recuperará de ella muy lentamente. Esto lo conoce Europa por amarga experiencia propia”, relató Castro.

Como su amigo Hugo Chávez, una de las principales críticas del dirigente cubano fue a la decisión de inyectar 750 mil millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI). El objetivo, recordó, es que otorgue préstamos a los países para poder enfrentar la creciente recesión internacional. “Estados Unidos posee el raro privilegio del poder de veto en el Fondo Monetario Internacional. No se ha dicho en Londres una palabra que comprometa a Estados Unidos con la renuncia a tal privilegio”, advirtió el ex presidente cubano.

Antes de cerrar su análisis, Castro sacó del olvido mediático a las pocas voces disidentes que hubo en Londres. Entre ellas, la de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay. “Como alta comisionada para los Derechos Humanos diría que la política financiera no debería limitarse a los bancos, sino dedicarse a los seres humanos cuyas preocupaciones deberían estar al centro de los debates. La cumbre del G-20 debería centrarse inmediatamente en las preocupaciones de los trabajadores y los campesinos pobres”, citó en su artículo.

El escenario futuro, concluyó, no es auspicioso. “No existe el propósito de sembrar desaliento sino de crear conciencia. Nada es peor que la ignorancia.”

Compartir: 

Twitter
 

Castro acusó a los Estados Unidos de manipular la economía mundial para su provecho.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.