EL MUNDO › EL MANDATARIO DIJO QUE ATENAS DEBE APUNTALAR EL CRECIMIENTO

Obama apoya el ajuste griego

“Al tratar con los desafíos que enfrenta Atenas, no podemos simplemente mirar a la austeridad”, señaló el presidente norteamericano tras su reunión con Samaras y enfatizó que las reformas realizadas fueron “audaces”.

El premier Samaras conversó con Obama sobre la crisis económica que atraviesa Grecia.
Imagen: AFP.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestó una vez más su compromiso de ayudar y respaldar las reformas económicas de Grecia en el proceso de ajuste por el que atraviesa el país heleno. Durante una reunión con el primer ministro Andonis Samaras, el mandatario norteamericano hizo votos para que el país impulse políticas equilibradas de crecimiento. “Al tratar con los desafíos que enfrenta Grecia, no podemos simplemente mirar a la austeridad”, señaló Obama tras su reunión con el gobernante griego.

“Es importante que tengamos un plan de consolidación fiscal para la gestión de la deuda, pero también es importante que el crecimiento y el empleo sean una prioridad”, sostuvo el presidente norteamericano. Además, Obama insistió en que la historia demostró que a los países que tienen crecimiento les resulta más fácil reducir la carga de su deuda y subrayó la importancia de que el pueblo griego vea una luz al final del túnel.

“Creo que somos conscientes de aquello por lo que Grecia ha tenido que pasar”, reconoció Obama. “Hasta ahora, el primer ministro ha tomado algunas medidas muy audaces y reformas estructurales difíciles de implementar que pueden ayudar a reducir la carga de la deuda”, evaluó el mandatario. Por su parte, Samaras sostuvo que los sacrificios realizados hasta el momento por el pueblo griego fueron enormes, pero no serán en vano. El primer ministro lanzó una convocatoria para que Grecia se vuelque hacia el desarrollo y el crecimiento, y recordó que su país atraviesa un 60 por ciento de desempleo juvenil. Ambos mandatarios también discutieron sobre la situación en Chipre, donde Obama consideró que Grecia puede tener un papel estabilizador.

A su turno, y en un encuentro anterior entre los mandatarios, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, le transmitió al primer ministro griego la solidaridad del gobierno de Obama ante las difíciles reformas fiscales que el país heleno afronta como parte del rescate acordado con la Troika. Kerry y Samaras mantuvieron una reunión en el Departamento de Estado, poco antes de que el jefe de gobierno griego se desplazara a la Casa Blanca para entrevistarse con su anfitrión, en el marco de su primera visita a Estados Unidos desde que asumiera el cargo de primer ministro a mediados de 2012.

“El secretario de Estado reconoció las difíciles pero esenciales reformas que está llevando a cabo Grecia para restaurar la confianza en el mercado y espolear el crecimiento económico, y transmitió nuestra solidaridad con el pueblo griego durante estos importantes cambios”, dijo ante periodistas la vocero del Departamento de Estado, Jen Psaki.

En la ronda de diálogo, Kerry destacó también la “robusta cooperación” en materia de defensa con Grecia, y la importancia de tener a un fuerte aliado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en una región tan importante, indicó la portavoz. “Los dos líderes hablaron además de asuntos de preocupación mutua, incluidos los temas de actualidad en toda la región”, agregó Psaki.

Desde hace algún tiempo, Grecia se encuentra campeando como puede su segundo programa de rescate internacional, después de que el primero fuese considerado insuficiente por los organismos de crédito europeos y el Fondo Monetario Internacional reconociera ciertos errores de cálculo por parte de los socios de la Troika formada, además de por el organismo que dirige Christine Lagarde, por la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE).

El pasado 8 de julio, la Eurozona y el FMI aprobaron una nueva ayuda de 6800 millones de euros para Grecia, pero decidieron fraccionar el pago en tres fases hasta otoño y supeditar la entregas de esas remesas al cumplimiento previo de medidas ya acordadas de ajuste. Más tarde, el 29 de julio, el FMI decidió anunciar la aprobación de un nuevo desembolso a Grecia por unos 2290 millones de dólares, partida que elevará la ayuda que ese organismo ha concedido al país heleno –desde el rescate aprobado en marzo de 2012– a un total de 10.940 millones de dólares.

Entre los datos preocupantes que arroja el desarrollo de su economía, ayer se supo que el desempleo en Grecia trepó en mayo pasado hasta alcanzar un nuevo record y situarse en 27,6 por ciento, dejando atrás el 27 por ciento de abril, según informó Elstat, instituto nacional de estadísticas. Los jóvenes representan el sector etario más golpeado por la pérdida del empleo, ya que la tasa de desocupación alcanza al 64,9 por ciento (hace un año, ese índice todavía era del 55,1 por ciento).

En mayo del año pasado, el desempleo se había ubicado en el 23,8 por ciento, alcanzando a un total de 1.381.088 personas, 30.558 más que en abril de ese año. Con respecto a mayo de 2012, se registró un incremento de 193.668 desocupados. Además, los datos indican que las perspectivas no son para nada buenas: se espera que la economía griega se contraiga al menos 4,5 por ciento durante este año, según estimaciones del Banco Central griego.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.