EL MUNDO › ESPIAS FRANCESES DICEN QUE BIN LADEN FALLECIO DE TIFUS

Osama podría estar muerto

La noticia recorrió el mundo, pero no pudo ser corroborada. La fuente original sería un informe saudita, lo cual genera dudas. La última vez que se lo escuchó fue en junio pasado.

 Por Raymond Whitaker *

¿Está vivo o está muerto? ¿Está en Pakistán, en Afganistán o en otro lugar? Como es habitual con Osama bin Laden, hay muchas preguntas y pocas respuestas. La última información indicó que el fundador y cabeza de la organización terrorista Al Qaida habría fallecido de tifus el mes pasado en las áreas tribales de Pakistán, donde se cree que habría estado escondido la mayor parte de los cinco años que pasaron desde los ataques del 11 de septiembre de 2001. Pero la fuente es tan vaga como en la mayoría de los rumores sobre Bin Laden: un único informe de inteligencia francés, no confirmado, y que citó a servicios de seguridad sauditas.

El diario francés L’est Republicain, de la nororiental región de Lorena, publicó ayer un documento del servicio de inteligencia francés, cuya autenticidad fue confirmada posteriormente. “El jefe de Al Qaida fue víctima de una severa crisis de tifus estando en Pakistán, el 23 de agosto de 2006”, afirmó el informe. El aislamiento hizo que la asistencia médica fuera imposible, y se dice que las extremidades inferiores del líder terrorista se paralizaron. Los sauditas dijeron que estaban buscando más información, incluyendo el lugar de entierro de Bin Laden.

Sin embargo el presidente francés Jacques Chirac dijo enfáticamente que “la información de ninguna manera está confirmada”, al tiempo que se manifestó preocupado por la filtración a la prensa de un documento secreto, por lo que se comenzó una investigación. La afirmación de la muerte de Bin Laden se encontró asimismo con un amplio escepticismo. Un analista estadounidense dijo que si los sauditas tenían dicha información, se la hubieran pasado a la CIA antes que a la inteligencia francesa.

La muerte del cerebro terrorista se ha rumoreado ya muchas veces, sólo para que Bin Laden probara que permanecía vivo. En una ocasión fue el propio presidente de Pakistán quien comenzó la especulación: el general Pervez Musharraf dijo a principios del 2002 que el líder de Al Qaida había muerto probablemente de una falla de sus riñones, porque había llevado una máquina de diálisis a Afganistán, pero no habría podido usarla por su estado de fugitivo. Pero videos entregados por la red terrorista a la cadena de televisión Al Jazeera dejaron en claro que estaba vivo.

La última vez que un occidental vio probablemente a Bin Laden data de los últimos días del régimen Talibán, a fines de 2001, cuando fuerzas especiales y sus aliados afganos persiguieron a “un hombre alto a caballo” hacia las montañas de Tora Bora. Desde ese momento ha habido mensajes del fugitivo a intervalos irregulares, con algunos baches tan prolongados que la especulación sobre su fallecimiento revive, sólo para ser disipada cuando aparece una vez más.

IntelCenter, una organización establecida en Washington que monitorea comunicaciones terroristas, dijo ayer que la última vez que pudieron estar seguros de que Bin Laden estaba vivo fue el 29 de junio, cuando Al Qaida dio a conocer una grabación de audio en la cual el líder terrorista elogiaba a Abu Musab al Zarqawi, el ex jefe de Al Qaida en Irak, que había sido asesinado días antes. Fue un recordatorio poco grato de que el creador de la red terrorista se mantiene prófugo. En igual condición se mantiene el segundo de la organización, Ayman Al Zawahiri, y su aliado, el líder talibán Mullah Omar.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Virginia Scardamaglia.

Compartir: 

Twitter
 

Fotografía de archivo, tomada en 1988, que muestra a Osama bin Laden en Jalalabad, Afganistán.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.