DEPORTES › BOCA LO AGUANTO CON UN HOMBRE MENOS Y RIVER NO SUPO COMO IMPONER SU VENTAJA

Poco fútbol en el primer Súper del verano

El equipo de Carlos Bianchi se puso en ventaja con un golazo de tiro libre de Sánchez Miño y los dirigidos por Ramón Díaz lo empataron con una guapeada de Maidana. La Copa de Oro quedó para Estudiantes, el otro participante del triangular.

Con el estadio mundialista de Mar del Plata repleto por los hinchas de ambos equipos, River y Boca empataron 1-1 en un partido que tuvo más fricción que juego. Boca comenzó ganando con un golazo de Sánchez Miño, pero Maidana lo empató tras un corajeada. Boca jugó todo el segundo tiempo con uno menos, por la expulsión del Cata Díaz y River no lo aprovechó.

En el arranque del partido fue el equipo millonario el que se mostró dominante, sobre todo en el centro de la cancha con la buena presión de Cristian Ledesma y Leonardo Ponzio sobre la salida de Boca. De todas formas, el equipo que dirige Carlos Bianchi se mostró sólido en la defensa, con buenos cortes del lateral Hernán Grana, que cubrió bien el avance de Lionel Vangioni por la banda derecha del equipo xeneize.

De a poco, el tándem Juan Sánchez Miño-Fernando Gago le ganó la pulseada al doble cinco de River, habilitando así a Emmanuel Gigliotti y al juvenil Luciano Acosta, que mostró habilidad en la gambeta y buena conexión con el único punta del equipo con un centro y cabezazo que terminó controlando Marcelo Barovero. Sobre la mitad del primer tiempo llegó el gol de Boca gracias a un tiro libre que Sánchez Miño acomodó de zurda en el ángulo izquierdo del arco defendido por Barovero. Con el gol, Boca certificó su dominio del partido, aunque la réplica de River no tardó en llegar. Un cabezazo desviado de Cavenaghi y otro testazo de Gutiérrez que el capitán de River no pudo conectar fueron el preludio del empate millonario.

Finalmente, el empate de River llegó desde un corner que Jonatan Maidana definió de arremetida ante Orion después de un mal despeje de Daniel Díaz y un pase de Carbonero. El empate le cabía al partido, pero la expulsión del Cata Díaz por protestar ante el árbitro Germán Delfino dejó en inferioridad numérica a Boca, justo en el final de la primera parte.

Eso hizo que el desarrollo del segundo tiempo fuera más previsible. River siguió moviendo la pelota pero sin poder lastimar a Boca, que mantuvo la marca con disciplina marcial y hasta tuvo las mejores ocasiones del complemento, con un remate desviado de Gago tras una excelente jugada y otro tiro desviado de Gigliotti. Con el correr de los minutos, el hombre de más le empezó a rendir a River, que se adelantó cada vez más, aunque más allá de un remate bajo de Cavenaghi tras un buen pase de Teo, el equipo dirigido por el riojano Ramón Díaz no inquietó al arco de Orion, que salió lesionado y cedió su lugar a Trípodi. Con la impotencia por no encontrar el gol, Cavenaghi terminó expulsado por una patada innecesaria sobre el final del partido.

Compartir: 

Twitter
 

Gigliotti salta para cabecear la pelota. en el área de River. Vangioni lo acompaña en la altura.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.