ECONOMIA › EL PRECIO DEL DOLAR SUBIO 7 CENTAVOS, CON UN GUIÑO DEL BANCO CENTRAL

El calorcito de agosto llegó a la city

La autoridad monetaria se corrió de las operaciones durante casi toda la jornada y habilitó un aumento del billete verde a 8,40 pesos. Las reservas bajaron 89 millones, por el pago de importaciones. En el segmento ilegal, el dólar tocó 13,95.

 Por Cristian Carrillo

El Banco Central convalidó ayer una suba de 7 centavos para el precio del dólar, que se ubicó en 8,40 pesos. En una jornada en la que el volumen negociado en el mercado cambiario fue mínimo –el equivalente a apenas 80 millones de dólares–, el organismo no intervino en la rueda, lo que permitió la escalada. Sólo vendió sobre el final de la jornada 10 millones de dólares, mientras que las reservas cayeron en 89 millones a 28.860 millones, producto además del pago de importaciones de energía y caída en la cotización del oro. Pese a la devaluación de la moneda, la presión sobre el dólar ilegal se mantuvo, ante la excusa de incertidumbre en torno al litigio entre el país y los fondos buitre. Las cuevas fijaron el precio del blue en 13,95 pesos, con un incremento de 40 centavos o 2,9 por ciento. La cotización de billete verde en lo que va de este año acumula un alza de 28,8 por ciento (1,88 peso).

La intervención del Central se focalizó más en el mercado de futuros, en donde buscó reducir la expectativa de devaluación de largo plazo. Según explicaron fuentes del mercado, el organismo operó contratos de largo plazo como febrero y marzo con una tasa anualizada de devaluación del 28 por ciento para esos instrumentos. La cifra surge del precio esperado entonces más la tasa de interés implícita y de devaluación. Los contratos a enero próximo se pactaron a 9,45 pesos, para el cierre de febrero a 9,67 y para marzo a 9,91. En estos contratos, el organismo redujo su tasa implícita. El año pasado, la suba del dólar punta a punta (enero-diciembre) alcanzó al 32,5 por ciento.

A principios de este año, el organismo monetario convalidó un ajuste en el precio de dólar del orden del 22 por ciento, con dos subas a fines de enero, previo a que se anunciara una flexibilización en los controles a la compra de moneda extranjera para atesoramiento. Ayer, la AFIP informó 14.528 operaciones concretadas de compra de divisas por el equivalente a 9,1 millones de dólares, un volumen que se mantuvo en el promedio para este momento del mes. A principios de cada mes suele ubicarse en los 12 millones de dólares. El acumulado en el año asciende a más de 2 millones de compras efectivizadas por 1253 millones de dólares, según el ente recaudador. Los precios de los futuros, un indicador que el presidente del Central, Juan Carlos Fábrega, suele mirar con atención, son cercanos a la devaluación esperada para todo el año, que analistas todavía ubican en torno a 9,20 pesos.

A diferencia de la situación de enero, los bancos privados mantienen una menor exposición de su cartera a activos dolarizados. En febrero último, el Directorio del BCRA dispuso un límite del 30 por ciento para la posición neta en moneda extranjera sobre el patrimonio, mientras que en contratos a futuro el tope es de 10 por ciento. La adecuación finalizó en abril último. En el Central sostienen que esta menor exposición en activos en moneda extranjera les quitaría herramientas a los bancos privados para pulsear por una mayor devaluación de la moneda. La Presidenta recordó anteayer en el acto de aniversario de la Bolsa porteña que los bancos ganaron en enero lo mismo que durante todo 2013 a partir de la revalorización de sus activos en dólares. Eso explica la presión de bancos sobre el tipo de cambio.

En el mayorista, la liquidación del sector agroexportador fue ínfima y la demanda de los bancos se mantuvo sostenida. En el Central estiman que todavía quedan unos 10 mil millones de dólares del sector agronegocios. Un informe del Ministerio de Agricultura difundido ayer mantuvo su previsión de cosechas record 2013/2014 para soja y maíz, con 53 millones y 33 millones de toneladas, respectivamente (ver página 13). La expectativa en torno a lo que suceda con la iniciativa oficial de cambiar el lugar de pago para los bonos reestructurados atizó la especulación en el mercado paralelo. Junto con el precio del blue, se registraron subas en las cotizaciones implícitas de la compraventa de bonos y acciones. El denominado contado con liquidación, utilizado para llevar los dólares al exterior, aumentó su costo en 1,6 por ciento a 12,38 pesos, mientras que la misma transacción pero depositando el dinero en el país alcanzó a 13,14 (un 0,3 por ciento). Esa brecha entre el blue y el oficial se ubicó en 67 por ciento.

Las series de bonos utilizados para dolarizar cartera –los Boden 2015, Bonar 2017, 2018 y 2024 Clase D– tuvieron cierres dispares, con diferencias inferiores al uno por ciento. El Bonar X en dólares retrocedió 0,6 por ciento, mientras que el Global 17 perdió uno por ciento. Por su parte, el Boden 2015 avanzó 0,2 por ciento. Lo más destacado fue el rojo de 2,3 por ciento del Cupón PIB en dólares. Por último, las acciones líderes ganaron 0,9 por ciento en promedio y empujaron al MerVal a ubicarse en los 9013 puntos. Los ADRs de empresas argentinas que cotizan en Wall Street finalizaron con resultados mixtos.

Compartir: 

Twitter
 

En los contratos a futuro, la tasa de devaluación anualizada es del 28 por ciento.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.