EL MUNDO › LAS FARC Y EL GOBIERNO DE SANTOS INSTALAN UNA COMISION HISTORICA DEL CONFLICTO

Avanza la negociación en La Habana

Un grupo de militares del más alto nivel desembarcó en la isla para participar de la comisión del cese del fuego. Es histórico que el general Javier Flórez, quien dirige los operativos en contra de la guerrilla, se siente a dialogar.

 Por Katalina Vásquez Guzmán

Desde La Habana

Miembros de la comisión histórica del conflicto y sus víctimas prepararán un informe que contribuya al diálogo.

Con la instalación de la Comisión histórica del conflicto y sus víctimas avanzan las negociaciones de paz entre el gobierno y la guerrilla de las FARC en La Habana, Cuba, en el cuarto de cinco puntos. Esta semana, además, se ponen en marcha la comisión de cese del fuego o del fin del conflicto, así como la comisión de género. Ayer se dio inicio a la que, según sus integrantes, “no es una comisión de la verdad”, pero que es uno de los primeros pasos hacia una de este tipo en Colombia.

Al mismo tiempo arribaron a la isla un grupo de militares “del más alto nivel”, según declaró el presidente Juan Manuel Santos, encabezado por el jefe de estado mayor conjunto de las fuerzas militares de Colombia, general Javier Flórez. Flórez es justamente quien dirige los operativos en contra de la guerrilla, por lo que es histórico que él mismo que combate con las armas se siente ahora a dialogar frente a frente con sus perseguidos: la guerrilla más antigua del continente que consiguió, por ahora, un logro en este punto del proceso con la aceptación por parte del gobierno de instalar la Comisión histórica del conflicto y las víctimas.

El propósito de la comisión es investigar los causas y contexto que “han facilitado o contribuido a la persistencia del conflicto” que ya dura más de cincuenta años, así como analizar “los efectos e impactos más notorios del conflicto sobre la población”, es decir, tratar sobre las víctimas, tema central del cuarto punto que se negocia hasta hoy en La Habana. La comisión está acompañada por dos relatores: Eduardo Pizarro León Gómez, director de la desaparecida Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación creada a partir de la negociación de paz con los paramilitares en 2005, y Víctor Manuel Moncayo, ex asesor del Centro Nacional de Memoria Histórica, agencia del gobierno colombiano.

Los doce comisionados son profesores universitarios, investigadores independientes y columnistas que por décadas se han dedicado a escudriñar el porqué y las consecuencias de la prolongada guerra en Colombia. Provienen de diversas áreas del conocimiento como la ciencia política, la historia, la sociología, la antropología, entre otras, y son: Renán Vega, Francisco Gutiérrez, Darío Fajardo, Sergio De Zubira, María Emma Wills, Vicente Torrijos, Jairo Estrada, Alfredo Molano, Jorge Giraldo, Gustavo Duncan y el sociólogo francés Daniel Pecaut, ampliamente criticado por la guerrilla en el último mes.

María Emma Wills, la única mujer que integra la comisión, aclaró a los medios que “esto no es una comisión de la verdad, somos una comisión histórica, esto es más proponer unos hilos interpretativos sobre el conflicto armado desde miradas muy plurales”. Los comisionados defendieron el carácter intelectual y académico de las investigaciones que producirán en cuatro meses, primero de manera individual, y luego como colectivo.

La comisión que se instaló ayer al mediodía en La Habana, “no obedece ni a las expectativas del gobierno ni a los enfoques de las FARC. Es absolutamente independiente”, según el profesor Jairo Hernando Estrada, quien agregó que “hay que entender el trabajo de la comisión en el contexto de una negociación del gobierno nacional y la guerrilla de las FARC, con el propósito de avanzar hacia la solución política del conflicto y caminar la senda de la reconciliación”.

Profundidad y concisión son dos elementos esperados en todos los informes que se deberán dar a conocer antes del fin de 2014. Por lo tanto, se ha inferido que las negociaciones de paz, de las que sólo queda un punto por negociar, no culminarán en este año, como lo dijo alias Timochenko, comandante de las FARC hace una semana.

Entre tanto, desde Colombia se criticó duramente la primera visita de militares a La Habana encabezada por el general Flórez. Este militar con más de 37 años de carrera participó de los operativos que acabaron con alias Alfonso Cano, Raúl Reyes y el Mono Jojoy. Para la derecha es una humillación que los militares encaren la palabra con sus enemigos. El presidente Santos respondió recordando que la responsabilidad de conseguir la paz es suya y no de las diversas delegaciones que viajan a Cuba. “El proceso requiere tolerancia, requiere ecuanimidad, requiere capacidad de perdonar, capacidad de reconciliación; todos debemos hacer un esfuerzo en esa dirección”, aseguró Santos pidiendo respeto por las fuerzas militares, que hoy se instalará en la Comisión de cese del fuego o Fin del conflicto.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.