EL PAíS › SERGIO MASSA RECHAZO EL PROYECTO PARA CAMBIAR EL LUGAR DE PAGO A LOS BONISTAS

“No vamos a acompañar ese camino”

El líder del Frente Renovador explicó que ese espacio elaboró una “propuesta alternativa” que pretende “consensuar” con el resto de la oposición. La idea del massismo es darles a los bonistas la opción de pago en otras plazas financieras internacionales.

 Por Miguel Jorquera

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, rechazó el proyecto del Gobierno para cambiar la ruta de pago a los bonistas que ingresaron a los canjes de deuda externa, que pasaría del Banco de Nueva York al Banco de la Nación Argentina. “No estamos de acuerdo con el camino elegido y no vamos a acompañar en el Congreso”, sostuvo Massa en una rueda de prensa junto a su equipo económico, que elaboró una “propuesta alternativa” que aspira a “consensuar” con el resto de las fuerzas parlamentarias opositoras –que incluso llevarían al oficialismo– y en la que ya trabajan sus principales referentes legislativos. Aunque Massa evitó mencionar los ejes del borrador que presentará a otras bancadas opositoras con la idea de unificar posturas, Página/12 conoció que una de las patas de la propuesta massista es ofrecerles a los bonistas reestructurados “un menú de opciones” que incluyan otras plazas financieras para el pago, como las europeas Bruselas y Luxemburgo.

Massa cedió la palabra a los miembros de su equipo económico –Martín Redrado, Miguel Peyrano, Marcos Lavagna, Daniel Arroyo y José Ignacio de Mendiguren–, quienes expusieron una “visión integral de las políticas económicas”, para reservarse el cierre en la rueda de prensa que ofreció en el teatro Picadilly. A su turno, Massa planteó el rechazo al proyecto oficial y anunció que tiene “una propuesta alternativa” para intentar “consensuar” con el resto de la oposición parlamentaria, para lo que estimó vitales las próximas 72 horas.

El problema “tiene solución”, dijo el líder del FR, que tampoco dejó de lado su campaña presidencial. Massa advirtió al Ejecutivo que “si no nos escuchan, en 476 días lo vamos a resolver nosotros”, en alusión a su promocionada cuenta regresiva para el recambio de gobierno en 2015.

El ex intendente de Tigre recurrió a su teoría de los “tres pecados capitales” para explicar la “incertidumbre” que ahora genera la deuda externa, aunque evitó ponerles nombre propio a los pecadores: “La avaricia de un grupo de fondos” (a los que no calificó como buitres), “la soberbia de quienes subestimaron el problema” (en referencia al Gobierno) y “la ira de un juez (Thomas Griesa) que debería haber tenido imparcialidad y equilibrio, pero finalmente se puso en el lugar de la parcialidad”.

“Es un camino peligroso y equivocado para el futuro del país”, insistió Massa para cuestionar el proyecto que el Gobierno envió al Congreso. “Tenemos que establecer un diálogo a partir de un memo de propuesta que vamos a enviar y, a partir de esa base, tratar de encontrar acuerdos”, adelantó el diputado sin dar mayores explicaciones sobre el texto. Massa prefirió no adelantar “mediáticamente” el borrador de proyecto que le expuso su equipo económico en una reunión previa y llamó a dialogar a “distintos actores de distintas fuerzas” con las que aspira a “consensuar” un proyecto común. Sólo admitió que hay un “plan de trabajo” en marcha.

A eso están abocados sus principales referentes parlamentarios y más hábiles negociadores del massismo: el jefe del bloque de Diputados, Darío Giustozzi; el coordinador del interbloque, el diputado y ex gobernador chubutense Mario Das Neves, y la diputada Graciela Camaño, una de las articuladoras del extinto Grupo A. A ellos se sumarían los economistas del FR en caso de que fuera necesario. Ayer por la tarde ya se habrían concretado algunos encuentros con otros opositores en el mayor de los secretos.

Desde todo el massismo evitaban dar detalles de la iniciativa bordada por sus economistas. De todas maneras, Página/12 supo que el paper contiene varios puntos que replican casi en espejo los “cuestionados” ejes de la propuesta oficial. Entre ellos, la de ampliar el “menú de opciones” que se les ofrecería a los bonistas reestructurados que acepten el cambio de la ruta de pago. Allí figuran, además de Buenos Aires, otras plazas financieras internacionales, fuera del circuito estadounidense, como Bruselas y Luxemburgo. Habrá que ver cuál es la recepción que tiene la iniciativa massista en el resto de las bancadas parlamentarias opositoras en medio de sus propias disputas y campañas presidenciales.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Massa fijó posición en una conferencia que brindó tras reunirse con su equipo económico.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.