EL PAíS

Las seis canchas que Macri le consiguió a Boca

El jefe de Gobierno quiere “revisar las concesiones una a una”. El club que presidía usa Parque Sarmiento a cambio de cortar el pasto.

 Por Nora Veiras

“Llevaremos adelante nuestra tarea con el fin de mejorar el espacio público, multiplicando su cantidad y calidad; incorporando formas más eficientes para la gestión y el mantenimiento urbano.” La promesa de Mauricio Macri formó parte de su campaña para la Jefatura de Gobierno porteño. Más explícita todavía, ya en pleno ejercicio del mando, la vicejefa de gobierno, Gabriela Michetti, declaró el jueves pasado: “El espacio público es innegociable, es una convicción”. Sin embargo, cuando de “sentimientos” se trata, el corazón PRO busca garantizar exclusividades que flexibilizan convicciones y dejan fuera al “vecino”. El 27 de noviembre pasado, el ex jefe de Gobierno Jorge Telerman firmó con Boca Juniors un convenio que les otorga a los xeneizes el uso exclusivo de las canchas y vestuarios del Parque Sarmiento, remodeladas por la comuna para el Mundial de Fútbol Gay. Por entonces, Macri ya había sido electo y seguía como presidente de Boca en uso de licencia.

Los fines de semana, candados y cadenas protegen del público a seis canchas de fútbol, a una de beach voley y a los nuevos vestuarios. De lunes a viernes, las camisetas de Boca se reproducen entre las 8 y las 18 en las confortables instalaciones que incluyen pista de atletismo. Al legislador socialista Raúl Puy le habían comentado algunos colaboradores que era extraño ver en la parte remozada del parque sólo a fanáticos de Riquelme (sin quitarle, obvio, mérito a “la mitad más uno”). Como un vecino más, Puy se acercó al predio, comprobó que era así y comenzó a indagar. El viernes último presentó un pedido de informes para que el ex presidente de Boca, a la sazón jefe de Gobierno, dé explicaciones.

“Nosotros no nos oponemos a las concesiones siempre y cuando haya una contraprestación para beneficio de los vecinos. En este caso, la contraprestación es cortar el pasto y, además, cierran con candado las mejores canchas y vestuarios cuando no las usa Boca”, explicó Puy a Página/12. “La inversión que hizo la ciudad para mejorar una parte del área deportiva del Parque Sarmiento en ocasión del Campeonato Mundial de Fútbol Gay, como sucede en las ciudades desarrolladas del mundo, debe ser posteriormente puesta a disposición de las mayorías de la sociedad. Parece un criterio equivocado que, justamente esa área, sea entregada para beneficios de unos pocos, a tal grado que los fines de semana continúa cerrada al uso público. Esto es más grave aún si se tiene en cuenta que el resto de las instalaciones se presentan deterioradas por el limitado mantenimiento”, señala el pedido de Puy, presidente de la Comisión de Deportes de la Legislatura.

Según información a la que accedió este diario, la cesión se basa en un Convenio de Permiso Precario desde el 1º de diciembre del 2007 hasta el 31 de noviembre del 2011, entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Club Boca Juniors. Puy recordó que el 27 de noviembre, cuando se firmó el acuerdo, “estaba vigente el Protocolo para la Transferencia de la Gestión de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, acordado entre Telerman y Macri, y que Macri todavía era presidente de Boca, ya que Pedro Pompilio asumió recién el 3 de diciembre”.

La viga en el propio

El jefe de Gabinete de Macri, Horacio Rodríguez Larreta, explicó el viernes pasado que su gobierno renegociará, bajo amenaza de desalojo, los contratos de quienes explotan negocios y predios del Estado porteño. “Vamos a revisar las concesiones una por una y renegociar las que corresponda. De las primeras concesiones que hemos revisado surge que la Ciudad debería cobrar mucho más de lo que cobra por la mayoría.” Un proyecto de ley plasmará las nuevas condiciones de concesiones que, es cierto, en muchos casos son sólo beneficio para privados. El tema es si la revisión incluirá también a los convenios de permiso precario como el que le permite a Boca hacer uso exclusivo de canchas y vestuarios del Parque Sarmiento. Según las cifras difundidas, en su momento, por la administración Telerman se invirtieron 500 mil pesos en la primera etapa de adecuación de las instalaciones para el Mundial de Fútbol Gay.

El parque Sarmiento es un predio de 70 hectáreas en el barrio de Saavedra, sobre la Avenida Balbín y General Paz. Ha pasado por distintas etapas de apogeo y abandono. Cuenta con once canchas de fútbol, piletas de natación, canchas de tenis, solarium, confitería, está abierto al público y también es usado por instituciones deportivas.

Gonzalo de Santa Cruz es el administrador del Parque Sarmiento y, en diálogo con Página/12, muestra que está imbuido del espíritu PRO: “Esto es un espacio público. Si vos querés venir con una delegación de veinte personas, venís al parque y me envías una nota que se eleva a la Secretaría de Deportes. Ahí se ven todas las instituciones que están pidiendo porque hay un límite en la capacidad del club”.

–¿Hay alguna institución que utilice las instalaciones más que otra?

–Todos por igual, y los usuarios lo mismo. Acá no hay privilegios ni beneficios con nadie en especial -–aseguró el funcionario tras precisar que All Boys, Defensores, Excursionistas y Platense practican en el predio.

Este diario consultó a cada uno de los clubes para conocer los términos de los acuerdos. Daniel Pablo Spampinatto, tesorero de All Boys, dijo que desde el 2006 tienen un acuerdo “de palabra” con las autoridades de la Ciudad. “El Club se hizo cargo de remodelar algunas instalaciones: armamos el ‘Same’, que es el consultorio médico. Instalamos el aire acondicionado y rehicimos a nuevo un vestuario que estaba como si le hubiese caído una bomba”, detalló. Desde ese año usan tres canchas, dos fueron arregladas por ellos.

En Defensores de Belgrano señalaron que de la cuarta a la novena división entrenan en canchas del Parque Sarmiento. Excursionistas y Platenses también usan eventualmente algunas canchas.

Puy destacó que no existe ningún impedimento para que los clubes practiquen en el parque y marcó diferencias: “El tema con Boca es que se garantizó el uso de las mejores instalaciones, sacándoles espacio a los usuarios”.

Compartir: 

Twitter
 

De lunes a viernes, Boca Juniors usa en exclusiva canchas y vestuarios del parque municipal.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.