EL PAíS › LA RESPUESTA AL ANUNCIO DE DE NARVAEZ DE COMPETIR EN EL PJ

Rebelión en la granja peronista

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, fue el encargado de replicar ante las aspiraciones del empresario aliado de Mauricio Macri de competir con Kirchner: “Los pollitos quieren picotear a la gallina”.

Tras anunciar que va a enfrentar a Néstor Kirchner por la presidencia del PJ, el dirigente de Unión-PRO Francisco De Narváez recibió la previsible respuesta del gobierno nacional. En este caso, estuvo a cargo de la verba mordaz del ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández. “Los pollitos quieren picotear a la gallina”, lo toreó el funcionario kirchnerista. De Narváez había aludido al ministro cuando dio a conocer su intención de enfrentar a Kirchner. Dijo que al ex presidente habría que amnistiarlo en el partido por “no llamar al orden a uno de sus ministros, que nos dijo que nos metiéramos la marcha en el culo”.

Esta semana De Narváez anunció su intención de competir con Kirchner por la presidencia del PJ en un reportaje a la revista Debate, en el que aprovechó para sacudir al ex mandatario con algunas definiciones: sostuvo que la organización del PJ que quiere el kirchnerismo consiste en que todos confluyan en un “sí, Néstor, lo que vos quieras”, y le apuntó a la larga lista de gobernadores, intendentes y legisladores justicialistas que pidieron en el último mes que el ex presidente se postule para encabezar el PJ: “Me parece que todos estos adherentes están más preocupados por los cargos o por sus finanzas territoriales que por una verdadera vocación de discutir el sentido y el contenido”, les refregó.

El dirigente, aliado a nivel provincial con el jefe de Gobierno y líder de PRO, Mauricio Macri, reclamó además una reforma electoral del PJ. Sus aliados naturales para disputarle la presidencia a Kirchner son los hermanos Rodríguez Saá y el ex gobernador misionero Ramón Puerta. Sin embargo, los distintos sectores todavía no convergieron detrás de su candidatura ni de ninguna otra.

En tanto, en el kirchnerismo se aprestan para avanzar con el congreso nacional del partido el 7 de marzo y lograr que las internas sean, a más tardar, en mayo o junio. Por el mapa de apoyos que buscó exhibir el Gobierno en su “operativo clamor”, el ex candidato a gobernador de Unión-PRO no parece llevar las de ganar. Sí tendrá un espacio para posicionarse frente al Gobierno.

En el oficialismo, parecen decididos a darle esa oportunidad. Por lo menos, así lo marcó Fernández cuando le apuntó los reflectores K: le pidió que “se ocupe de su situación”, luego de reconocer su derecho a pelear por la candidatura del PJ. “¿Por qué se mete en los temas nuestros? –dijo en referencia a la discusión dentro del kircherismo acerca de si Kirchner debería conducir o no el PJ–. Nosotros nos ocuparemos de nuestros temas y cuando llegue el momento se dará la discusión y veremos quién gana. No hay que pelearse demasiado ‘en’ esto”, remarcó el ministro, quien aseguró que la normalización del PJ implica que “antes de ello tenemos que salir de la crisis profunda que tienen todos los partidos políticos”.

Compartir: 

Twitter
 

Francisco De Narváez.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.